Tratamiento de 
Oxigenación 
Hiperbárica

Es un tratamiento médico no invasivo que incrementa el volumen de oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo. El paciente ingresa a la cámara hiperbárica y mediante una mascarilla respira altas concentraciones de oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal.


Hiperoxia


La hiperoxia es el aumento significativo de la disponibilidad de oxígeno en el plasma sanguíneo. Favorece el metabolismo celular y permite que el oxígeno llegue al cerebro, cartílagos, huesos y tejidos que, por diversas alteraciones circulatorias, no lo reciben adecuadamente. 

Mecanismo de acción del TOHB

El paciente respira altas dosis de 02 en un ambiente hiperbárico.
La alta HIPEROXIA incrementa el volúmen de oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo.
La mayor difusión de oxígeno alcanza a los tejidos menos irrigados.
La HIPEROXIA produce una gran variedad de beneficios fisiológicos al cuerpo.

Efectos Fisiológicos

Vasoconstricción no hipoxemiante

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Estimulación de la regeneración axonal y periférica

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Angiogénesis

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Estimulación de la inmunidad celular

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Estimulación de la síntesis de colágeno

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Actividad Bactericida

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Regulación del estrés oxidativo y la respuesta inflamatoria

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Estimulación de células madre

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Aumenta el flujo sanguíneo cerebral y la neuropretección

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Osteogénesis

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundida.

Vasoconstricción no hipoxemiante

El aumento de O2 disponible en pequeñas arterias y capilares favorece la vasoconstricción que se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación. Esto promueve una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundidas.

Aplicaciones

Debido a sus efectos fisiológicos terapéuticos, el Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica se indica en todas las patologías que transcurren con dolor e inflamación. Entre sus principales efectos: acelera los tiempos de rehabilitación y favorece la cicatrización de heridas.

Conozca las aplicaciones del Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico en:

Sesión Típica

Historia de la medicina hiperbárica

1662 - Gran Bretaña

Desarrollo del primer bosquejo de cámara hiperbárica “Domicillium”.

1775 - 1789

Descubrimiento de las propiedades del oxígeno.

1860 - Canadá

Construcción de la primera cámara hiperbárica.

1878

Tratamiento de la enfermedad descomprensiva del buzo.

1920-1930- EEUU

Tratamiento para problemas "hipóxicos" (circulatorios, cardíacos). 

Construcción del "Esférico de Cunninghan-Tiken", una cámara hiperbárica de 5 pisos.

1959 - Amsterdan

Primer quirófano hiperbárico para cirugías cardiopulmonares e injertos de piel. 

1960 - EEUU y resto del mundo

Primer tratamiento con éxito de gangrena gaseosa.

Se amplían las indicaciones a heridas, infecciones por anerobios, intoxicación con monóxido de carbono.

1974-1990 - Rusia

Emergencia de los barocentros en Moscú.

Actualidad - EEUU e Israel

Se describen las presiones menores a 2 ATA como óptimas para desórdenes neurológicos, ampliando significativamente las indicaciones.

CÁMARAS HIPERBÁRICAS 

| Revitalair®